17 agosto, 2008

Siempre podemos volver a comenzar

Cuando quedamos encerrados en un circulo vicioso, en el que el que el perro se muerde la cola, no tiene ni comienzo ni fin, un continuo masoquismo, Como salir de allí? Me pregunto esto con algo de impotencia a ver como 2 seres queridos viven una situación análoga, sin poder hacer mas nada que darles mi consejo con la esperanza que los ayude a ver la luz, y salir de este túnel en el que se encuentran. Pero entiendo que nadie aprende por cabeza ajena, que son ellos solitos los que después de caer, se levantaran. aprenderán y podrán cerrar ese capitulo y así abrir una nueva pagina en sus vidas.

Cada vez estoy mas convencida que es mejor estar sola que en mala compañía, de que sirve tener a tu lado una persona que no te respeta, no te valora? Claro el error base es no respetarse y valorarse así mismos, buscar tal aceptación, un espejismo, en los demás.

Estas 2 personas probablemente no lean esto, palabreo este sentimiento, en la esperanza que pueda contribuir a fortalecer a quien caiga en estas letras y viva una situación como esta.

Comparto este escrito de Maytte, nunca cae mal un poco de buena vibra:

MENTE Y ESPÍRITU
MAYTTE


SIEMPRE PODEMOS VOLVER A COMENZAR

Es importante abrirnos a la sugerencia o al comentario positvo que nos haga un buen amigo, esa persona que nos quiere sin condiciones y que tiene la claridad mental para percibir la posible respuesta que necesitamos"

La vida está compuesta de ciclos, etapas y momentos, unos más suaves o agradables que otros... y cada uno de ellos representa la oportunidad de aprender, crecer y madurar esencialmente. A través de estas experiencias podemos reflexionar y reconectarnos con nosotros mismos y con las herramientas que se encuentran guardadas en nuestro interior. Al mismo tiempo, la mayoría de las veces, la dificultad que enfrentamos nos lleva a recordar la presencia de Dios, a reafirmar nuestras creencias, a rescatar el valor de los afectos en nuestra vida, a movernos suavemente hacia el punto medio o, simplemente, a ubicarnos de nuevo en el presente, para reconocer que estamos vivos.

Son muchas las situaciones que le causan dolor al ser humano. Algunas de ellas nos hacen perder la dirección y las ganas de vivir, haciendo que nos enfrentemos al dolor, a la apatía, a la indolencia, al desánimo y hasta a la depresión. Lo más importante, en esos momentos, es recordar que podemos caer y experimentar la pérdida temporal del sentido y la dirección que llevaba nuestra vida… pero luego, tenemos que reunir la fortaleza, el valor y la determinación que nos haga falta para levantarnos y comenzar de nuevo.

La mayoría de las veces el dolor y la afectación que sentimos nos impide tener la claridad mental necesaria para analizar la situación con objetividad y ver un poco más allá para descubrir la solución. Por esta razón, es importante abrirnos a la sugerencia o al comentario positivo que nos haga un buen amigo, esa persona que nos quiere incondicionalmente y que tiene la serenidad y la claridad mental, por encontrarse afuera de la situación, para percibir la posible salida o respuesta que tanto necesitamos.

Ábrete al proceso de aprender y sanar, date el tiempo suficiente para reconocer cuál es la lección pendiente por aprender. Cuando no lo hacemos, el dolor se convierte en rabia, resentimiento, tristeza profunda, desánimo, rebeldía o depresión.Construye una vida nueva y mejor, con dignidad, valor, responsabilidad, alegría, fuerza y fe. No olvides que son los momentos difíciles los que más nos enseñan. ¡Superarlos y usarlos como un trampolín para impulsarnos hará la diferencia!

CLAVES PARA VOLVER A COMENZAR

Vive tu duelo y trabaja la aceptación. Tómate el tiempo necesario para liberar tu dolor. No trates de invalidarlo o de bloquearlo; lo más sano es dejarlo salir. Acepta lo sucedido sin hacerte muchas preguntas, hazlo con el valor y la determinación de hacer cuanto sea necesario para superarlo, transformarlo o sanar.

Suelta el pasado y perdona. Mientras más le des vuelta en tu mente al recuerdo de lo que te sucedió, más se profundizará el dolor. Soltar significa dejar ir el recuerdo triste y doloroso para volver a sentirnos bien. Utiliza el perdón si fuese necesario para sanar el dolor y suavizar tu situación.

Valórate y cuenta contigo. ¡Eres alguien especial, hecho a imagen y semejanza de Dios! Haz contacto con tus talentos, dones y capacidades, evita pensar en tus limitaciones, errores y fracasos del pasado... Estás en el umbral de una nueva vida que traerá consigo lo mejor para ti. Sal a caminar, aliméntate bien, descansa y distrae la mente. Suavízate el momento y acompáñate a vivir.

"Siempre podemos volver a comenzar, y hacerlo con más fuerza, entusiasmo y determinación".

1 comentario:

Musica Freak dijo...

Hey! Cómo andás? espero que muy bien :) estaba navegando y me encontré con tu blog por casualidad.Te quería recomendar una página que encontré y que la verdad me pareció muy buena. Es una página que la configurás tu mismo, podés cambiarle el fondo de pantalla, agregarle contenido y pestañas. Te registrás gratis y personalizás la página a tu gusto, dejándola como más te guste.

espero que te sea útil

un saludo grande y que tengas una buena semana :D

Te dejo el link: http://www.sitioinicial.com/