13 diciembre, 2008

Ocurrió así...

Mujer en sus ventitantos, aprovechando sus largas vacaciones natalicias, producto de trabajar en el sistema educativo, decide pasar esos días juntos a 2 de sus hermanas que viven en un país europeo. Como todo viajero, compra su pasaje, acomoda sus maletas, chequea los documentos y se dirige al aeropuerto del cual saldrá rumbo a Europa. Imagino que sus pensamientos mientras pasaba por el control de equipaje de mano serian mas relacionados a los nervios de un viaje tan largo o a la emoción de pasar las navidades junto a sus hermanas que no ve todo los días. Pasa el chequeo del equipaje de mano, y se dirige al tramite de inmigración, en el cual deben controlar sus documentos y colocar un sello de salida del país en su pasaporte. En ese instante sucede lo que no se esperaba, el funcionario le comunica que ella no puedo viajar. "Como?" y comienza su calvario. Muestra las 3 cartas de invitación de 3 residentes legalmente en el país al cual se dirige, cada una en 2 idiomas. No basta. Comienzan los peros absurdos: "Usted necesita un permiso de llegada de la alcaldía del lugar donde piensa estar y un permiso de salida de la alcaldía en la cual reside en este país"-puntos interrogativos que continúan al infinito-; "Usted necesita viajar con 3000 euros" -los puntos superan el infinito, tomando en cuenta que en ese país existe desde hace casi 4 años un control de divisas, por lo cual en teoría nadie debe tener ese dinero así como así, y si lo tiene es porque tuvo que pagar 18.000 BF en vez de 8500 BF que seria la suma correspondiente según el "bendito" control de cambio-. La desesperación, rabia, impotencia y todo lo que usted este pensando se apoderan justamente de la joven. Paralelamente sucede lo misma a otra mujer, que al mostrar los bauches de los hoteles donde había programado hospedar pudo superar la tan odiosa alcabala. Cuando ya los funcionarios quizás por lastima estaban por dejar pasar a la joven, llega la jefa de estos y decreto "Ella no viaja, NO ES NO" así sin mas ni menos. La ira se apodera de la muchacha, a tal punto que es necesario llamar a la seguridad del aeropuerto para sacarla de el área donde se encontraba.
..................................................................................................................................

Ahora dirá usted:

- No es justo. Estoy de acuerdo con usted.

- Que se dirija a un organismo de reclamos para exigir sus derechos. Totalmente de acuerdo, pero en un país donde los ley queda en el papel, y lo absurdo para a ser la normalidad, que importancia tiene que un ciudadano no pueda viajar por la ley de "NO ME DA LA GANA"
Así estamos señores.

Por un instante, deje el verlo desde lejos, y piense que esto le puede suceder a usted, a un familiar, a un amigo, y le tocara calarsela como se la calo la joven.

Ocurrió así en Venezuela.

8 comentarios:

Gabriela dijo...

Ayyyy SOL leo esto justo un día antes de viajar para ver a mi familia después de tanto tiempo y puedo sentirme en el pellejo de esa muchacha.... es un momento así nadie puede guardar la compostura....

Que impotencia tan grande....

El CDSM Chavez y todos los que desangran nuestro país!!!!

Kuanyin dijo...

Que estrés, no me imagino la frustración, la impotencia y las ganas de matar a medio planeta. Que terrible es en lo que está convirtiendo Vzla.

Tcalo dijo...

que rabia!!! lo peor es que no hay maneras de hacer valer los derechos, que impotencia!!

Anónimo dijo...

Lo más triste es justamente lo que tu dices, estas situaciones ya son normales... pasa una vez... dos veces... y luego es normalidad... No me da la gana... Le caíste mal. Y puento...! sin más explicación...
así matan a la gente y es normal... En la morgue de bello monte quedan solo 3 patólogos y hay una sola mesa de autopsias y es normal... inflación del 30% y es normal... un pan de jamón 50 mil bolos y es normal...
La policía martilla... si eso también es normal... Multa? eso no existe.... dame pa' los frescos y es normal... 50 muertos sólo en Caracas... 40 en los valles del tuy... Se llama Revolución y es normal.
Dios nos agarre confesados. Porque lo que está pasando no puede ser normal...!

Mariale divagando dijo...

Leer esto me da mucha rabia! Porque estoy segura de que la joven pasó por todas las penurias previas, para tener todo en regla según la ley. Y que después que cree que todo está bien, le hagan semejante canallada en el aeropuerto... No tiene nombre!

Waiting for Godot dijo...

DIOS MIO! :S

Marian dijo...

Que lo pario... ahora digo, para que tanta carta y cosa?? como venezolano se necesita visa para venir a Europa?? Pregunto porque no se como es la situacion. Nos argentinos venimos sin visa aca...por ahora por lo menos.
Me parece un atropello al derecho de libre circulacion...pero claro, el Rey de Venezuela me parece que por lo que menos se preocupa es por eso, no?

Cho dijo...

Que????? Que abuso!!!!!
Hasta cuando vale???!!
Me imagino a rabia...