20 septiembre, 2007

Brindo por los grandes

Tenia tiempo sin compartir con ustedes uno de los escritos de mi catire favorito, y hoy me encuentro con esta joya, que me encanto en su primera publicación, y me encanta aun mas en su segunda, ENJOY!


Sexo Sentido

En este momento me encuentro cumpliendo compromisos en el exterior, así que les invito a recordar una de las columnas más controversiales y comentadas a través de mi correo electrónico.

DE OFICIOS Y PARECERES...

"Sentía que tenía el deber de despertar a la gente, ahora sé que debo despertarlos y mostrarles un camino porque de lo contrario se vuelven a dormir" Madonna


LUIS FERNÁNDEZ
luis@luisfernandez.net


Shakespeare decía, y parafraseo, que los grandes son fuente de habladurías para los pequeños.

Yo no puedo estar más de acuerdo. Lo que resulta hoy en día realmente grave es que eso es cierto, incluso cuando los supuestos grandes no son más que gente exitosa que disfruta de lo que es y ejerce a plenitud su vocación.

Para la mayoría, es tanto el trecho que separa lo que hacen y son de lo que realmente sueñan hacer y desearían ser, que reconocerlo sería devastador. De modo que pareciera que no les queda otro mecanismo para reconfortarse y mitigar los niveles de frustración que sentarse a invalidar, sostenidamente, a todos los que osen mostrarles con sus triunfos la aterradora distancia.

Es imperioso, pues, aumentar el número de integrantes del club de los mediocres, de los conformes y resignados, de los que sufren porque así es la vida de los tontos genéricos. Es necesario que los que se creen felices, los que suponen que disfrutan de sus trabajos y se imaginan, además, creadores de sus destinos, sean del todo anulados, sus logros desestimados, criticados al extremo de la manera más destructiva y, si es posible, se debe –si se quiere por comparación– sentirse al menos útil, augurarles por todos los medios posibles el fracaso.

Este es el pensamiento típico del “pequeño”, que no por pequeño debe desestimarse, pues eventualmente disfrutan de un único y pernicioso éxito, el de la destrucción.

Y basta echar un vistazo al planeta hoy para darse cuenta de que son los pequeños los que triunfan.

Hay quienes hacen y quienes se sientan a hablar sobre lo que otros hacen.
Hay quienes fomentan un cambio y quienes se resisten a evolucionar. Hay quienes entretienen y divierten y quienes amargan y joden. Hay hombres y mujeres que buscan una vida mejor, más asertiva, feliz. Los hay, desde luego, que se regocijan en su infortunio, que se retroalimentan con sus pequeñas desgracias cotidianas y se hunden cada día más en cuentas por pagar y deberes agobiantes. Hay quienes florecen y triunfan, y los hay que se evaden de su falta de talento invirtiendo todas sus energías en anular el triunfo ajeno.

¿Cómo podemos celebrar el éxito de otro si nos sentimos fracasados? ¿Cómo podemos hacernos eco de la dicha de nuestros amigos si estamos tan desgraciados? ¿Cómo felicitar a la pareja feliz si la nuestra es un desastre o si ni siquiera existe? ¿Cómo hacer algo si no nos movemos en ningún sentido? ¿Cómo cambiar si nos aterra la evolución? ¿Cómo lograr algo de lo que deseamos si no nos damos cuenta de cuán lejos estamos de ése que soñamos ser?

Es probable que esto suene a reflexión existencial, y tal vez lo sea, póngale que me dio por ahí.

En todo caso, hoy sencillamente quiero preguntarle: ¿Es usted de los grandes o está sentado sobre sus miserias fomentando la destrucción?

6 comentarios:

Dudu Photos dijo...

Hola Sol:
Antes que nada , muchisimas gracias por visitarme. Estoy seguro que podremos compartir algunos tips fotograficos por aca. Estaremos en contacto bastante seguido
Salud
Eduardo

Mariale divagando dijo...

Sol, también soy fiel lectora de Luis.
Recuerdo que cuando publicó esto por primera vez lo leí en un cyber (en la versión electrónica) que ya estaban por cerrar. Y el encargado tuvo que ir hasta mi silla a decirme que tenía que cerrar, porque me quedé pegada leyéndolo varias veces.

Cho dijo...

En verdad está muy bueno.
Gracias por compartirlo!
Un beso,

Marian dijo...

Que lindo. Quiene es el escritor?
Cuanta verdad,no? cuanta gente que no hace mas que dsfrutar menospeciando solo asi no tienen que ponerse a pensar en ellos mismos.
Yo creo que estoy lejos de lo que alguna vez pense iba a ser, pero no me preocupa porque desde que mi nueva locacion en el planeta surgio...encontre otra cosa a la que sueǹo llegar...y estamos en eso...

Jennifer Barreto-Leyva dijo...

A Fernández lo disfruto mucho porque ejerce la sensatéz sensata, y con sus columnas me permite ver un abanico de situaciones que quizá por temor a exponerlas dejo de decirlas.

Excelente y bravo por él!

SOL dijo...

Holas!

du: no tienes nada que agradecer!
Seguro que si :)
Un abrazo!

mariale: me encanta su manera de escribir, tal cual mi manera de pensar en muchas cosas.
Para algunos resultamos muy crudos, directos, y sarcasticos, pero es como no sale, tiene dos opciones: tomarlo o dejarlo.
Un abrazo!

cho: da en el clavo :)
Un abrazo!

marian: el escritor es un actor venezolano, que desde hace poco tiempo se ha decicado a escritura, con textos como este (ademas de libros) donde habla sin pelos en la lengua de nuestra sociedad.
Un abrazo!

jennifer: Sensatez sensata, sin hipocrecias y sin el "politicamente correcto".
Un abrazo!