22 marzo, 2007

Porque ningun hombre es una isla...


Probablemente han visto esta foto (cortesía de ananova) que ha dado la vuelta al mundo, y a los que no, aquí la tienen. En medio de esta inmnesa excavación, pronfunda 11 metros, quedó la propiedad de la Sra Wu Pin (49), habitante de Chongqing, China, después de negarse a vender su propiedad a la Chongqing Zhengsheng Real Estate Company, compañía que planea construir en el área un moderno centro comercial y un complejo habitacional de cientos de apartamentos.

Las expropiaciones forzadas obligaron a cientos de ciudadanos a abandonar sus propiedades, recibiendo una indemnización solo por el valor del terreno, mientras que la propietaria de la construcción de la foto pidió "20 millones de yuan (1.3 millones de euros) o sino me quedo hasta el fin del mundo".

Por muy viento contra y mas fuerte que el odio que era la propietaria, la compañía se salio con la suya (elemental mi querido Watson), un juez falló a favor de esta ultima, decretando que en 3 días la propietaria debe dejar la propiedad, la cual al termine de este tiempo, sera demolida. A la desición del juez, la propietaria respondió: "La compañía no puede resolver nuestra demanda, que es darnos una tienda del mismo tamaño. En lugar ofrecen 2.4 millones yuan (160.000 millones de euros) que no deseamos... a pesar de no vivir en ella, aun es nuestra, y no tienen derecho a demolirla sin nuestro permiso".

La estrategia de la Sra Wu Pin le valió no solo la fama mundial, sino una indemnización muy por encima de la sus ex-vecinos, pero esto no le bastó, sera porque en el arte de la negación es necesario saber cuando ceder para poder obtener, buscar un punto de encuentro, en que ambos ganan, y no solo lo que exijo yo, punto y basta...

Porque ningún hombre es una isla... Mucho menos su negocio!

6 comentarios:

alfred dijo...

Cosas increibles creo que por más post que uno haga pues se ven por sí solas... felicitaciones por tener un ojo para seleccionar las cosas que realmente nos deberían concernir a todos. UN abrazo

mardevientos dijo...

Increible esta historia, de la que no sabía nada, y la foto!!!

SOL dijo...

Holas!

alfred: Gracias por la visita!
Si, la foto habla por si sola. Gracias por lo de "ojo selectivo" :)
Un abrazo para ti tambien!

mardevientos: si increible! pero cierto!
Saludos!

Irantzu dijo...

No tenía idea de esta noticia!
Que increíble!
te imaginas el ruido que soportó mientras demolían todo lo demás! Porque supongo que para asegurarse de que no lademolieran no salio de su casa en ese tiempo... pero muy bien que haya hecho valer sus derechos, no?

SOL dijo...

irantzu: estoy de acuerdo que haya jugado esa carta para ganar mas de lo que le ofrecian, pero tampoco es justo que pretenda parar eternamente el trabajo de un equipo, poniendome en el lugar de los constructores.

La Gata Insomne dijo...

Uff qué interesante y qué foto.
Y qué señora terca, al final se salió con la suya, esas son técnicas para negociar, digo yo, que no se mucho del tema.

Igual no deja de ser triste lo de las demoliiones, expropiaciones y cambios en nuestro paisaje